how to make a website

Corazón de Jesús


Francisco Font i Pons
(Barcelona, 1848 - Madrid, 1931).
Madera policromada.
 
Sustituye a una talla anterior destruida en el incendio que afectó a la iglesia en 1925.

EL RETABLO


El frontal de la mesa del altar se decora con cuatro columnas jónicas de mármol rojo con basa dorada. En el antipendio, una cartela rodeada de rocallas doradas que muestra en su centro a un cordero vexilífero (portador de un estandarte) echado sobre el libro de los siete sellos del Apocalipsis. En los extremos, y en los lados menores, apliques dorados que representan jarrones con azucenas. Sobre la mesa del altar, tres gradas, en las que se encastra el sagrario.

Sagrario en bronce dorado con forma de edículo, con cúpula hexagonal y linterna. La puerta se abre en medio punto entre columnas de fuste de alabastro, y está ornamentada con dos aves de alas desplegadas que beben del cáliz, en bajorrelieve.

Imagen del Sagrado Corazón viste túnica burdeos y manto azul muy oscuro con ancha cenefa dorada. Ocupa una hornacina sencilla, cerrada en medio punto, con una expansión en su tercio superior que hace pensar que se hiciera para un crucificado. En el remate, un angelote entre cenefas doradas sostiene en la mano derecha un pañuelo.

Al igual que el retablo opuesto, está incluido en un una hornacina sencilla, con pilastras cuadradas que soportan un arco de medio punto.

En la parte superior de esta hornacina, dos palmas doradas entrecruzadas enmarcan un medallón con un busto de Cristo de perfil, obra dieciochesca de Roberto Michel. A los lados, dos pequeñas esculturas de autor anónimo: La Inmaculada Concepción (s. XIX) a la derecha, y santa Dorotea (s. XVIII) a la izquierda.

HAGIOGRAFÍA


Santa Dorotea fue una mártir de los comienzos del siglo IV en Numidia. Poco se sabe de su vida, pues su leyenda reproduce los tópicos de otras mártires de la época de las grandes persecuciones.


Hija de un senador, fue requerida por el prefecto Fabricio, pero ella le rechazó afirmando que ya estaba desposada con Cristo. Por su despecho y su odio a los cristianos, torturó a la santa sin que ésta llegara a acobardarse, hasta que finalmente fue decapitada.


A la izquierda de la imagen se ven los símbolos de su martirio. En su mano derecha está la palma martirial.


Su fiesta se celebra el 6 de febrero.